jueves, 25 de febrero de 2010

Aullando a la luna

Capitulo 20

Me quede solo el tiempo suficiente para ver el manifiesto. Stacy y Clinton eran buenas pero ellas no tenían materia de hada madrina, supongo que hay límites en lo que se puede llegar a hacer con una tela.

Después de hacerme una rápida taza de te, me quite mis pantuflas de conejitos y me puse unos vaqueros oscuros, fue solo cuando llegue al edificio de Brewster que me di cuenta de que nunca había encontrado una buena explicación para decir cómo puedo abrir una combinación de cerraduras solo por audición.

“¿Por qué tardaste tanto?” Lindsey silbo mientras yo acababa de cerrar la puerta del carro.

“Tuve que esperar.” Dije, un poco avergonzada de decirle que quería ver el final de un reality show.

“¿Una cita caliente?”

Resople. “Difícilmente. Heat está en un deposito fuera de la ciudad.”

Me deslice por la acera para colocarme detrás de mi voluptuosa amiga, ella dijo, “Revise la ventana, y creo que todavía está abierta.”

Yo tenía cierta esperanza de que esto no era así. La oficina de Brewster tenía cierto aire amenazador esta noche, las ventanas oscuras parecían agujeros sin fondo. La idea de volver a casa con mis pantuflas de conejitos y otra repetición de “Que no debes usar” sonaba cada vez mejor. “¿Cuál era?”

“Esa” dijo ella, señalando a la gran ventana que estaba a la derecha de la puerta.

“Bueno, entonces, vamos a darle una oportunidad.” Mire a mi alrededor con recelo. Tenía la incómoda sensación de que me estaban mirando, y esto no me gustaba ni un poquito. Después de una rápida respiración y otro vistazo sobre mi hombro, me agache y me tire por la ventana. Esta no se movió. “¿Estás segura de que está abierta?”

“Lo estaba hace quince minutos.” Dijo ella, agitando la linterna. Mi sentimiento de sentirme vigilada se iba intensificando a medida que ella enfocaba el candado. “Todavía lo está, tal vez la pintaron cerrada.”
“Vamos a intentarlo juntas.” Dije.

Estaba empezando a pensar que podría tener una segunda sesión con mis pantuflas de conejito cuando la ventana saliera disparada con un ruido sordo.

Lindsey se tambaleo hacia atrás en el porche. “Mierda.”

“¿Qué pasa? ¿Te lastimaste?”

“Creo que me rompí una uña.”

“¿Una uña?” dije. “Sheesh, pensé que habías perdido un dedo.”

“Es fácil para ti decirlo. Tu no acabas de perder cincuenta dólares en una manicura.”

Mientras Lindsey se examinaba su uña, mire a mi alrededor, buscando la fuente de mi inquietud. ¿Quién me estaba observando? ¿O era solo mi imaginación? “Lindsey. Estamos a punto de cometer un acto ilegal ¿Podríamos hablar de la uña después?”

Ella dijo, levantando la vista de su uña dañada. “¿Tienes un reparador de uñas?”

“No creí que lo fuera a necesitar. Ahora, vamos.” Un momento después, trepamos por la ventana hacia el vestíbulo. Tenía la esperanza de que estar en el interior me haría sentir mejor, pero si algo, el sentimiento de estar vigilada iba creciendo. Tome un profundo respiro y mi collar me roso.

“Hay algo diferente.” Dije, “Huele raro aquí.”

“Huele como a polvo para mí.” Dijo ella, arreglándose la falda. Solo Lindsey usaría una falda para un robo, pensé. Al menos era negra.

“Estos son para ti, por cierto.” Dijo ella, entregándome un par de guantes de goma anaranjados.

“¿Vamos a lavar los platos después?”

“Las huellas dactilares.” Dijo ella. “En marcha, necesito tener esta uña arreglada antes de que se rompa totalmente ¿Cómo pudo haber pasado esto el día después de hacerme la manicura?”

“¿Podemos discutir esto después?” susurre.

Me dirigí por las escaleras después de ella, con cada paso el piso crujía. El olor se hacía más fuerte a medida que íbamos subiendo; mientras llegábamos a las puertas de la oficina de Brewster, el olor era lo suficientemente fuerte para tumbar un buey. Por no mencionar un hombre lobo.

“¿No hueles eso?” susurre, cubriéndome la nariz con una mano mientras trataba de mantener los contenidos de mi estomago en él.

“No, yo no.” Dijo ella, deteniéndose ante la pesada puerta de madera.”Pero me había olvidado por completo de que había otra puerta. Mierda.”

“Tal vez, está abierta.” Dije, sabiendo que no era así. Alguien no nos quería aquí; lo podía sentir en el aire. Era algo pesado, casi empalagoso y era algo más que un olor horrible. ¿Quién no nos querría aquí? ¿María? ¿La asistente alegre de Brewster? ¿O era otra persona?

Probé el picaporte. Bastante seguro, estaba cerrado con llave.

“¿Ahora qué?” dijo Lindsey.

“Tal vez deberíamos volver a casa.” Dije, dando un paso atrás para escapar del olor.

“Tenemos que averiguar lo que hay en la caja fuerte.” Lindsey me recordó mientras ella seguía por las escaleras hasta la ventana. El olor me estaba haciendo enfermar; no podía esperar por salir.

“No podemos irnos sin al menos tratar de entrar.” Continúo ella. “Puede que esta sea la única manera de limpiar el nombre de tu mama.” Lindsey pensó un momento, “¿Qué pasa con las ventanas de arriba?”

“¿Qué pasa con ellas?” pregunte, con lo que solo puede clasificarse como serias dudas.

“Podemos treparlas.” Sugirió ella brillantemente.

“¿Treparlas?”

“Bueno, en realidad, estaba pensando en que tú podrías treparlas. Vez, tengo miedo a las alturas…”

Lindo.

“Sera fácil.” Dijo ella, “Este lugar está rodeado por unos robles enormes.”

Estaba a punto de tirar la toalla y volver con mis pantuflas de conejitos y el resto de la botella de vino cuando se me ocurrió que había una gran ventaja con el plan de Lindsey. Si realmente podía entrar por la ventana podría tener la oportunidad de hacerle frente a la caja de seguridad sin que Lindsey estuviera observándome.

“Creo que vale la pena intentar.” Dije, mientras subía por la ventana. Como Lindsey me siguió, mire en la oscuridad con ojos cautelosos, tratando de encontrar al observador que solo podía sentir pero no podía ver.

El aroma de las hojas muertas y moldes era llevado a mí como si rodease un edificio. Mire las ventanas del segundo piso relativamente, luego entrecerré los ojos en las ramas.

“Aquella se ve muy cerca.” Dijo Lindsey, señalando una rama curva que estaba a unos cinco pies de distancia de la ventana de la oficina de María. Yo no la llamaría la más cercana en el área general pero en realidad era nuestra única opción.

Suspire, “Creo que lo mejor es terminar con esto, ayúdame a subir ¿Puedes?”

Con Lindsey empujando y gruñendo (innecesariamente, en mi opinión) detrás, me las arregle para sujetarme de la rama más baja. Justo cuando me encontré de pie, algo exploto en la parte superior del árbol con un chillido. Yo estaba a punto de caer sobre mi mejor amiga cuando mi mano izquierda se encontró con una rama. La agarre justo a tiempo.

“¿Qué fue eso?” susurro Lindsey mientras me incorporaba y trataba de no tener un paro cardiaco. Sabía que esta era una mala idea. Así que ¿Por qué lo seguía haciendo?

“No lo sé.” Le susurre, con el corazón martilleando en mi pecho. “Alguna clase de pájaro, supongo.” La corteza era rugosa debajo de mis manos a medida que me agarraba de la otra rama y me impulsaba hacia arriba. En poco tiempo, estaba a la misma altura de la ventana de María. Una brisa barrio por un momento, volví a captar ese horrible olor aun con la ventana cerrada, era un olor muy fuerte. Una segunda brisa paso mientras me preparaba para agarrar la otra rama lo cual hizo que me fuera hacia atrás.

En algún lugar cercano había un hombre lobo.

Mi collar me volvió a rosas cuando volví a olfatear, esforzándome por captar el olor pero era tan débil que no lo pude volver a conseguir y desapareció.

Cogí la corteza de la rama, tratando de tranquilizarme ¿Era Tom? Esta no era la manada pero no había captado mucho de esa esencia así que no podía estar segura.

“¿Qué pasa?” Llamo Lindsey desde abajo.

Salte con el sonido de su voz. “Nada” dije, “Pensé haber escuchado algo.”

“¿Cómo vas a entrar?”Pregunto ella.

“Shhh Estoy pensando.”

Y estoy tratando de captar la esencia de un hombre lobo. Otra brisa paso pero el olor que había captado se había ido. Olfatee algunas veces más pero el olor no volvió, me acerque a la ventana tratando de conseguir un buen vistazo de los bloqueos en el otro lado de los paneles de vidrio. A la luz de la casi luna llena, podía ver dos cierres que habían sido perfectamente cerrados. Mire de reojo la tercera ventana, los pestillos estaban sueltos.

El problema era, ¿Cómo iba a acercarme lo suficiente para poder abrirla?

Por supuesto, esa tenía que ser la ventana más alejada de la sucursal. Mire alrededor intentando encontrar un punto de apoyo pero no había más aparte del vacío de dos yardas entre la rama y la ventana.

Tendría que ser más creativa.

Me acerque a lo largo de la rama de robe hasta que me estuve lo más cerca posible de la ventana. Entonces contuve la respiración y di un paso gigantesco con mi pie izquierdo, con la esperanza de que la oficina hubiera mantenido la madera en buen estado.

“¿Qué estás haciendo?” Susurro Lindsey mientras yo me estremecía a varios pies de altura sobre aire muerto, rezando por no caer sobre una colonia de termitas.

“Esa última parece estar abierta.” Dije.

“No es una buena idea, Sophie.”

No le recordé que toda esta aventura, de hecho, había sido su idea. En lugar de eso, me concentre en buscar una mejor posición hacia la ventana, la cual no era tan sólido como me hubiera gustado. De hecho, crujió bajo mi peso cuando cambie mi peso.

“Jesús, Sophie. Tal vez debería llamar al 911 ya.”

Llegue con mi mano derecha y me empuje hacia arriba de la ventana. Esta no se movió ni un milímetro. Volví a presionar de nuevo, un poco más duro esta vez. Demasiado duro, estaba corriendo el riesgo de romper la madera pero forcé mi suerte un poco más y le di un empujón. De nuevo, no se movió ¿Habrá sido pintada cuando estaba cerrada?

“¿Qué estás haciendo ahí arriba?” Susurro Lindsey mientras me preparaba para levantar la ventana y le daba otro empujón.

Una fracción de segundo más tarde, la madera cedió, la ventana se abrió y caí de barriga en el alfeizar de María. Desafortunadamente, también aterrice sobre una violeta africana en una olla anaranjada. Y luego, como si tener pedazos terracota incrustados en el vientre no fuera lo suficientemente malo empecé a deslizarme.

No hay comentarios:

JUEGA^^