viernes, 16 de abril de 2010

Capitulo 31

Traducido por Kat

"Te ves horrible", dijo Lindsey cuando abrí la puerta de la calle esa noche. Ella estaba con una apretada y curiosa camiseta, en sus brazos con una bolsa de comestibles.

“Vaya, gracias. " Tiré de mi cuello; incluso con una temperatura de sesenta y ocho grados, todavía estaba caliente.

"No, en serio. Tu cara esta hinchada como una ardilla." Ella dudó. “No es contagioso ni nada, ¿verdad?”


"No, no soy contagiosa."
“Bien “dijo, dando un paso por la puerta y dirigiéndose a la cocina. "Pare a comprar varios alimentos para la cena. No es de extrañar que lo llamen cheque de pago Total. Una taza de ensalada de frutas vale como cinco dólares."

La seguí a la cocina. "Pensé que ibas a salir esta noche con Tom”

"Creí que tú me necesitabas más de lo que Tom me necesita", dijo, poniendo la bolsa sobre el mostrador. Entonces sus labios formaron una sonrisa malvada. "Además, a veces es bueno mantenerlos distanciados un poco." Descargando la bolsa. "Traje algunas cosas como una cazuela de pollo de “King Ranch”, ensalada de frutas, unas galletas de chocolate, y..." Sacó una botella de la bolsa. “Una botella enigmática".

Yum. Vino blanco, mi favorito. "Por eso, casi te puedo perdonar por el comentario de la ardilla".

Mantuvo la botella lejos de mí. "Si tu estas bien como para beber, claro."

Yo agarre la botella diciendo. "Yo no estoy muerta, ¿verdad?"

Ella me miró especulativamente. "Tal vez no ahora, pero tal parece que podría ser inminente." Ella miró mi cara hinchada. "¿Llamaste a Heath?"

Busqué a un sacacorchos. "En realidad, no he tenido oportunidad, él me llamó".

"¿Cómo te fue?"

"Él ahora sabe lo de mi mamá."

"Me di cuenta de lo mismo. Después de todo, él no es estúpido, estudio en la escuela de leyes."

"En realidad, se enteró porque le dije." localicé el sacacorchos y lo metí en el corcho, sirviendo dos vasos mientras que Lindsey me miraba.

"¿Me estás tomando el pelo? ¿Qué ha dicho?"

Me tomé un trago grande de vino, y luego seguí con otro. Con fines medicinales, por supuesto. Yo sólo esperaba que no reaccionen con los seis Benadryl que había tomado. "Él se ofreció a ayudar, aunque no lo creas. Quiere reunirse con mi madre y con migo para almorzar mañana."

“Tu faltaste a su gran cita, has estado evitando sus llamadas, y pasaste la noche en otro lugar diferente de tu apartamento... ¿Y todo está bien con él? "

“Sí “dije, en realidad no quería entrar en más detalles sobre la aventura de la noche anterior. Es hora de cambiar de tema. ¿Debo preguntar sobre Tom? No, Tom no.

"¿Cómo está Adele?” Le pregunté sin convicción.

Lindsey arqueó una ceja. "Ella no estaba muy feliz de que tú la dejaras en plena reunión ayer, solo te puedo decir eso."

"Me lo imaginé. La llamé un par de veces, pero ella no se contesto. He dejado un mensaje en su buzón de voz."

"Por lo menos hiciste el esfuerzo", dijo. "Esperemos que las aerolíneas del Sudeste no se ofendan".

"Yo estaba enferma”, le dije.

"Si vas mañana al trabajo como estas hoy, nadie va a pensar que estabas fingiendo."

“Muchas gracias”, le dije.

"Que es probablemente algo bueno, porque..." Lindsey vaciló.

"Porque, ¿Qué?"

Ella suspiró. "Debido a que tu ayudante mantiene la propagación de rumores acerca de que sigues recibiendo algunas entregas de drogas extrañas”.

Me atraganté, arrojando un sorbo de vino. "¿Ella dijo qué?"

"Algo acerca de estos paquetes que obtengo. Le he dicho a todo el mundo Sally tiene algunos tornillos flojos, pero aún así...”

Cerré los ojos y tome otro trago de vino. Entonces los abrí con un sobresalto."Lindsey". Agarre la mesa. "¿Recibiste el té?"

El té no era exactamente una droga, pero si alguien, alguien como Sally decide ir a buscar, ¿Cómo iba a explicar que mantenía una sustancia tóxica en mi escritorio? En particular, cuando mi mamá había sido detenida recientemente por envenenar a un político. No es que nadie en la oficina supiera acerca de ese problema. Todavía no, pero de todos modos.

"¿El té?"

No era bueno. "El té. ¿Te acuerdas? Te dije que lo fueras a buscar."

Se mordió el labio. "Mieerr. Sabía que estaba olvidando algo."

Mi estómago hacía flip-flop, y extendí la mano para masajearme las sienes."Oh, Dios mío. No puedo creer que haya olvidado el té."

"¿Cuál es el problema? Pensé que era sólo un remedio a base de hierbas."

"Tú no me creerías si te lo dijera," le dije.

"Tu mamá dijo que era para el crecimiento excesivo de vello", dijo ella, mirándome fijamente. “Pero es otra cosa, ¿No?"

"No. Sí. Bueno, más o menos. Es una afección complicada. Algún día te lo diré al respecto", le dije. Yo estaba segura de que nunca sería el momento adecuado para explicarle "Es una condición médica", pero estaba bastante segura de que no era eso.

Lindsey tomó un sorbo de vino. "Puedes confiar en mí", dijo.

"¿Podemos hablar de otra cosa?" Le pregunté. ¿Tal vez sobre la política o el calentamiento global o control de la natalidad? Heck, incluso yo estaba dispuesta a escuchar acerca de su práctica de tango con Tom.

“Bien”, dijo ella. "Mantén tu pequeño secreto, entonces”. Ella clavó un arándano con el tenedor. "Pero al menos dime por qué está usando una ramera. Como si estuviéramos a noventa grados."

"Es lo único que tengo limpio”, mentí y tome otro sorbo grande de enigma.

Lindsey se inclinó hacia delante en su silla. "Hice un poco de investigación en memoria de Brewster hoy".

"¿Y?"

"El nuevo uno nunca fue archivado."

Tome un momento para asimilarlo "Wow. ¿Tal vez por que Brewster murió antes de que él lo cambiara, así que Tad obtiene todo?"

"Así es." Lindsey asintió con la cabeza. "También le pedí a un amigo mío estadista fuese a ver qué podía averiguar sobre aquel hecho que hemos encontrado en la caja fuerte."

"¡Cielos!. Has estado muy ocupada."

"Bueno, alguien tiene que trabajar", dijo. "¿Adivina quién es dueño de una tercera parte de la propiedad?"

"¿Quién?"

"Patti Pendergast, el marido."

Dejé escapar un largo silbido. "Patti Pendergast es el ambientalista más grande en el consejo de la ciudad, ¿No?"

"Bingo".

"Así que aunque en los registros esta como una protesta por el desarrollo, su marido está vendiendo los terrenos a los desarrolladores."

Lindsey clavo un Arándano y se lo metió en la boca. "Su electorado probablemente no estaría demasiado feliz por esto, ¿Verdad?"

"Eso ciertamente le da un nuevo giro a las cosas”, dije, Haciendo girar el Vino en mi copa." Heath es todo lo que me Juego, a pesar de que la Policía de servicios parece haber ignorando este convenientemente. “¿Crees que Brewster estaba amenazando con dejar salir el gato de la bolsa?”

Lindsey se encogió de hombros con un sí. "No lo sé pero es un poco extraño que el documento estuviera bloqueado si no era delicado. "

"Por otra parte, también había un libro de Al Gore detrás de la cerradura y la llave."

"Yo diría que es un tipo al que le gustaba Gore", dijo Lindsey.

"¿Sabes lo que quiero decir?" Cuando yo raspaba hasta el último pedazo de comida en mi plato. A pesar de haber comido todos los alimentos de Lindsey y dos bolsas de carne seca mi estómago seguía retumbando. Cogí una galleta de chocolate, y resolví que me iba a limitar a la ensalada para el almuerzo de mañana. Si no dejaba de devorar cosas pronto, iba a empezar a buscar trabajo como uno de los hipopótamos que bailan de Disney.

"Entonces, ¿Tú crees que su interés por el ecologismo era una especie de crisis de la edad?" Lindsey preguntó.

"Un poco tarde para una crisis de la edad, ¿No te parece?" Dije con la boca llena de galletas. "Quiero decir, él tenía sesenta y cinco, ¿No?"

"De lo que he leído, estas cosas pueden golpear en cualquier momento."

"Pero aun así. ¿No lo hacen generalmente con coches ostentosos y mujeres jóvenes?"

"¿Recuerdas la bibliotecaria?”

Pensé en Jennifer, no la veía fuera de una cafetería de la escuela secundaria. Y las revistas Barely en el cajón del escritorio de Brewster. “Tienes razón. "

"Así que al menos tenemos dos sospechosos", dijo Lindsey.

"Es un comienzo", le dije.

"Sólo hay un problema".

¿Sólo uno? "

"Tenemos a dos sospechosos con motivos. ¿Pero cuáles son las otras dos cosas que se supone que tienen?"

"¿Los medios y la oportunidad?", suministré.

"Eso es todo", dijo.

Cogí otra galleta. “Bueno, de lo que se, por aquí crece la hierba venenosa. " Yo no sabía mucho acerca de plantas, pero después de que había tratado de hacer un pastel de hierba cuando era niña, mi madre me aseguró que había muchas venenosas. Y en Austin, había un montón de ellas.

"Así que todos tenían los medios", dijo Lindsey. "Pero, ¿Quién demonios sabe a lo que se parece una hierba venenosa? Yo no la reconocería así me mordiera. Por lo que sé, está creciendo en mi jardín."

Me toqué el cuello cuando menciono “morder”, todavía ardía un poco donde había hundido sus dientes. Estúpido hombre lobo. "Es como una pequeña flor púrpura con las hojas de plata", le dije. "Están por todo el lugar. Además, incluso si no puedes identificar la parte superior de la cabeza, no es demasiado duro buscar plantas venenosas en Internet."

“Es verdad “dijo, tocando su copa de vino con una uña de color rosa mate. "Pero ¿Qué pasa con la oportunidad?"

“Bueno, quienquiera que fuese, tenía que saber sobre pociones y estar en condiciones de envenenarlo. "

"Esa es la parte difícil", dijo Lindsey. "No me imagino a Brewster anunciado el hecho de que él había comprado una poción de amor. Incluso si lo hiciera, no creo que eso fuera con los ideales de un rival político."

"Podría habérselo dicho a su hijo," le dije.

"Tienes razón". Se incorporó un poco más erguida. "¿Ves? Te dije que no lo podíamos descartar".

Pensé en Tad cansado de Brewster, con la cara pastosa. ¿Era realmente el causante de la muerte de su padre o estaba simplemente buscando la simpatía de Lindsey? “


“No lo sé”, dije. "Yo sólo sigo pensando que hay algo que nos falta."
"¿Cómo qué?"

"Si hubiera sabido eso, no sería lo que falta. Es sólo un sentimiento."

“Bueno, hasta que podamos entender tus sentimientos, más concretamente, vamos a tener que concentrarnos en lo que tenemos."

Suspiré. "Lo que significa en Patti Pendergast y Tad Brewster."

No hay comentarios:

JUEGA^^